Ruta del vino

Maravillosamente nos pusimos de acuerdo con los cabros y armamos un viaje al Valle de Colchagua, donde trabaja Hans como enólogo de la viña Estampa.

Nos juntamos a las 09:30, tipo 10:30 recogimos a David con las compras, y tipo 12:15 estábamos en Palmilla, cerca de Nancagua y Santa Cruz.

Partimos a una viña orgánica, Emiliana, donde una amiga de Hans que trabaja ahí nos contó toda la filosofía de la onda orgánica. Es súper loco, con la biodiversidad, biodinámica, luna ascendente, equinoccios, compost en vejiga de ciervo, e introducción de ganado en la zona de cultivo para control de plagas.

Ya teníamos el medio diente, y nos fuimos a comer un asado en la casa de Hans, que vive al lado de su viña. Pasamos a visitarla, y sacamos cualquier foto.

Nos despedimos, y mientras volvíamos a Santiago, se nos ocurrió pasar al supermercado en San Bernardo antes que cerraran, y preparamos un picoteo con choritos, champiñones y almejas. Nos animamos y jugamos una buena cantidad de horas de Monopoly, la versión de Los Simpsons.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *