Enseñar

Hoy comencé a dar clases en la Universidad de Chile, por quinto año consecutivo.

Es notable la diferencia entre estos alumnos y los de la Universidad Católica. En ambos casos estamos hablando de profesionales, que hicieron sus estudios superiores en cualquier parte.

Pero los de la Chile están como más enfocados, como que les interesa más aprender, como que devoran cada palabra que uno emite.

Mucho tiene que ver el ambiente. En la Chile jamás he superado 20 alumnos, y no porque falten postulantes, sino porque es política de la universidad. El último semestre en la Católica tuve más de 45 alumnos.

Además, el postítulo de la Chile está mucho más enfocado, es un “Postítulo en Ingeniería y Calidad de Software”. El de la Católica se llama “Postítulo de Gestión Informática”. Esta diferencia atrae a distintas personas.

Y lo que me deja perplejo, es que cada año viene gente a tomar sólo mi ramo. La dura no sé por qué, al fin y al cabo el nombre no dic mucho “Gestión de Proyectos de Calidad de Software”. Seguro eso no basta para tomar una decisión.

La cosa, es que visitaré Beaucheff cada martes hasta octubre creo, son 24 horas lectivas. Y lo paso bastante bien.

2 thoughts on “Enseñar

  1. La lata es que corro de la pega a las clases. Comienzan a las 18:30 en el cuarto piso del edificio donde está computación. Pero veamos qué se puede hacer.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *