TAC

Me tomé un scanner abdominal el sábado, por el asunto del páncreas. Me tuve que tomar un litro de agua: tomaba un vaso y luego caminaba diez minutos, y así sucesivamente hasta bajar el jarro.

Había ayunado del día anterior, y tenía sed, pero un litro de agua es una lata de tragar.

Luego de un largo rato me hicieron pasar a desvestirme y ponerme una bata típica de hospital, me acosté en la camilla del aparato, y me “centraron”.

Parece que tenía “poca agua” porque me hicieron tomar dos vasos de agua adicionales al seco. Luego me pusieron una “mariposa” en el brazo, e hicimos un par de pruebas.

El aparato, un anillo en el que cabe una persona axialmente, tenía altavoces, donde una españolísima decía “tome aire”, “bote el aire”, “no se mueva”, “descanse”.

Luego de la prueba me dicen “ahora le vamos a poner el contraste, va a sentir calor en la garganta y en los genitales, es normal”.

Por supuesto no miro a la mariposa para ver cómo me inyectan la cosa, pero eventualmente siento calor en la garganta. Y en los genitales también , ja ja ja.

Un par de veces más de instrucciones de la voz española, y pa’la casa, veremos cómo salen los resultados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *