Conéctalo y mira si funciona

This entry is part 10 of 15 in the series Filosofía de la mente

Recuerdo el teléfono que tenían en Rengo. Tenía una manivela para “darle cuerda”, y luego una operadora te contactaba con algún número (no tenía tecla alguna, ningún botón). También recuerdo el primer teléfono que teníamos en casa, con un disco para marcar cada número. Ahora tengo en mi oficina un teléfono inalámbrico, que además me dice la hora y otras cosas choras.

Recuerdo además los primeros teléfonos celulares, que venían con una maleta de varios kilos, y tenían una antena visible. Y la última chupada del mate hoy son teléfonos touch, pequeños, livianos, sin botones, la antena no se ve.

Y tenemos Skype, donde el “aparato” es el mismo PC con el que escribimos los posts en los blogs.

¿Qué tienen en común todos estos aparatos? Que todos, en lo básico, funcionan igual.

  • Los enciendo (estado: encendido).
  • Marco un número (estado: marcando).
  • Hay un período de espera hasta que contesten (estado: en espera).
  • Hay una conexión entre ambas partes (estado: conectado).
  • Corto (estado: conexión terminada).

Notemos que la red sobre la que funciona el teléfono varía (cables de cobre, telefonía celular analógica/digital, VoIP, …), que los aparatos mismos son de diversos tamaños, y formas, pero que en lo básico, comparten los mismos estados, y funcionan igual. Hay una serie de reglas para ir cambiando de estado, por ejemplo, si no he marcado un número, no puedo pasar de encendido a en espera.

¿Cómo se aplica a nuestro problema de identificar otras mentes? Vimos que el dualismo de Descartes dice que los estados mentales son totalmente privados e inalcanzables. Vimos que el conductismo dice que los estados mentales son totalmente públicos. El funcionalismo se pone al medio.

El funcionalismo nos propone que definamos la mente como algo que frente a eventos externos, entrega ciertas respuestas, que dependen tanto del evento externo como de sus estados internos actuales. Estos serían los estados mentales (creencias, pensamientos, deseos, emociones, dolor, …).

Cuando tengo un teléfono (el aparato) que se estropea, ya no nos sirve para hacer llamadas. Cuando se cae la red telefónica, el aparato ya no nos sirve para hacer llamadas. Cuando ambas cosas están operativas, entonces decimos que el teléfono funciona.

Entonces, según el funcionalismo, podemos pensar la mente también como una sola cosa, pero con varios niveles. Podríamos pensar en el nivel neurofisiológico (reacciones bioquímicas), y en el nivel psicológico (deseos, pensamientos, …).

En el siguiente post seguiremos desarrollando esto.

Series Navigation« MiéntemeEstropeado »

2 thoughts on “Conéctalo y mira si funciona

  1. Pingback: www.hamburgueta.com » Blog Archive » Cuerpo 1

  2. Pingback: www.hamburgueta.com » Blog Archive » Deseo tomarme una foto contigo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *