Ingeniería y naturaleza

En una carta a El Mercurio aparecida hoy, el remitente indica (las negritas las puse yo):

Él cree que la ingeniería es una solución, que podrá “resolver los problemas de sismicidad”. No pongo en duda que la ingeniería sí podrá resolver muchos de los problemas de sismicidad, pero asumir a priori su efectividad ante todo problema de sismicidad es riesgoso. Visto lo ocurrido en Japón, creo que la mejor solución que nos puede dar la ingeniería es silenciarse ante el tema nuclear.

Lamentablemente para el remitente, lo que sucederá no será que la ingeniería se silencie. Sino todo lo contrario, entregará mejores diseños, mejores procedimientos, mejores soluciones.

Actualización 17 marzo 2011: El Mercurio publicó otra carta en respuesta a la anterior, que expresa más o menos lo que yo pensaba:

Si ante cada desafío que se le ha planteado en la historia de la humanidad la ingeniería se hubiese “silenciado”, (…)  no existirían redes de energía eléctrica, ni computadoras, ni sistemas de imprenta (…)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *