Definiciones sexuales

Las siguientes definiciones están tomadas verbatim del Catecismo de la Iglesia Católica. Las negritas las he agregado yo.

2351 La lujuria es un deseo o un goce desordenados del placer venéreo. El placer sexual es moralmente desordenado cuando es buscado por sí mismo, separado de las finalidades de procreación y de unión.

2352 Por masturbación se ha de entender la excitación voluntaria de los órganos genitales a fin de obtener un placer venéreo. “Tanto el Magisterio de la Iglesia, de acuerdo con una tradición constante, como el sentido moral de los fieles, han afirmado sin ninguna duda que la masturbación es un acto intrínseca y gravemente desordenado”. “El uso deliberado de la facultad sexual fuera de las relaciones conyugales normales contradice a su finalidad, sea cual fuere el motivo que lo determine”. Así, el goce sexual es buscado aquí al margen de “la relación sexual requerida por el orden moral; aquella relación que realiza el sentido íntegro de la mutua entrega y de la procreación humana en el contexto de un amor verdadero” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Persona humana, 9).

2353 La fornicación es la unión carnal entre un hombre y una mujer fuera del matrimonio. Es gravemente contraria a la dignidad de las personas y de la sexualidad humana, naturalmente ordenada al bien de los esposos, así como a la generación y educación de los hijos. Además, es un escándalo grave cuando hay de por medio corrupción de menores.

2354 La pornografía consiste en sacar de la intimidad de los protagonistas actos sexuales, reales o simulados, para exhibirlos ante terceras personas de manera deliberada. Ofende la castidad porque desnaturaliza la finalidad del acto sexual. Atenta gravemente a la dignidad de quienes se dedican a ella (actores, comerciantes, público), pues cada uno viene a ser para otro objeto de un placer rudimentario y de una ganancia ilícita. Introduce a unos y a otros en la ilusión de un mundo ficticio. Es una falta grave. Las autoridades civiles deben impedir la producción y la distribución de material pornográfico.

2370 La continencia periódica, los métodos de regulación de nacimientos fundados en la autoobservación y el recurso a los períodos infecundos (HV 16) son conformes a los criterios objetivos de la moralidad. Estos métodos respetan el cuerpo de los esposos, fomentan el afecto entre ellos y favorecen la educación de una libertad auténtica. Por el contrario, es intrínsecamente mala “toda acción que, o en previsión del acto conyugal, o en su realización, o en el desarrollo de sus consecuencias naturales, se proponga como fin o como medio, hacer imposible la procreación” (HV 14)

2380 El adulterio. Esta palabra designa la infidelidad conyugal. Cuando un hombre y una mujer, de los cuales al menos uno está casado, establecen una relación sexual, aunque ocasional, cometen un adulterio. Cristo condena incluso el deseo del adulterio (cf Mt 5, 27–28). El sexto mandamiento y el Nuevo Testamento prohíben absolutamente el adulterio (cf Mt 5, 32; 19, 6; Mc 10, 11; 1 Co 6, 9–10). Los profetas denuncian su gravedad; ven en el adulterio la imagen del pecado de idolatría (cf Os 2, 7; Jr 5, 7; 13, 27).

2384 El divorcio es una ofensa grave a la ley natural. Pretende romper el contrato, aceptado libremente por los esposos, de vivir juntos hasta la muerte. El divorcio atenta contra la Alianza de salvación de la cual el matrimonio sacramental es un signo. El hecho de contraer una nueva unión, aunque reconocida por la ley civil, aumenta la gravedad de la ruptura: el cónyuge casado de nuevo se halla entonces en situación de adulterio público y permanente

Menú ejecutivo

Me junté con unos compañeros de mi trabajo anterior, en la zona de Lyon con Providencia, simplemente para echar la talla. Después de más de un año desde que me cambié de empresa, hay algo que innegablemente echo de menos: el concepto de menú ejecutivo.

La zona está llena de lugares que ofrecen un menú de entre $3.000 y $4.000 pesos que te permite elegir entre dos entradas (sopa o ensalada, por ejemplo), dos platos de fondo, y dos postres, e incluye jugo o bebida. Uno se sienta, viene un mozo, toma la orden, deja pancito y pebre, y uno come comida de casa, más o menos sofisticada, dependiendo del lugar. Como está lleno de locales intentando capturar clientes, sus precios son competitivos, y se esfuerzan por mantener la calidad.

Donde trabajo ahora, una universidad en un barrio alejado de oficinas y empresas, tengo dos opciones: menú de estudiante, o ir al mall. La primera opción, comer en la universidad. No hay mucha oferta, y los estudiantes no se caracterizan por un paladar muy refinado. Por lo tanto, es barato, pero en todos lados el concepto es tomar una bandeja, hacer la cola, y comer arroz pegoteado o tallarines recocidos, para luego ir a sentarse en un lugar ruidoso y atestado.

La segunda opción, ir al mall. O sea, cómida rápida (y hacer la cola con las bandejas) o ir a un local tipo Ruby Tuesday o Mamut, donde te sirven a la mesa, pero es carísimo para el nivel de la comida que ofrecen, gastando n0 menos de seis lucas por cabeza cada vez.

Es una cosa por otra. Perdí en la comida, pero gané en otras cosas, como por ejemplo, extensas áreas verdes, pocos autos, poco ruido, que sin duda son elementos compensatorios!

Civil o comercial?

Hoy un académico de la UC me contaba que el año pasado fue al colegio de su hija a dar una charla de orientación profesional, donde la idea era explicarle a los alumnos del curso lo que era la ingeniería y lo que hace un ingeniero.

Me dijo que en dicho curso, la mayoría de los alumnos creían que Civil y Comercial eran más o menos lo mismo, que con ambos se llegaba a más o menos los mismos círculos sociales y a los mismos puestos empresariales.

Me quedó dando vueltas el asunto, así que partí a buscar el perfil profesional declarado por la Universidad para cada carrera:

Carrera A:

Profesional capacitado para alcanzar posiciones de alta responsabilidad, tanto a nivel de empresas privadas, como en instituciones públicas (Gobierno). Posee una sólida base conceptual sustentada en los conocimientos científicos y técnicas operacionales adquiridos. La carrera tiene énfasis en desarrollar entre otras destrezas cognitivas y relacionales: análisis, pensamiento crítico, resoluciones de problemas, negociación y toma de decisiones. Su especialización le permite al profesional cumplir funciones de: planificación, organización, dirección y control, en todo tipo de unidades económicas, así como también en instituciones cuyas funciones puedan ser de: investigador, ejecutivo o asesor.

Carrera B

Profesional preparado para desempeñarse en la planificación, diseño, construcción y administración de obras de infraestructura, o en la concepción, diseño y desarrollo de instalaciones industriales o actividades de servicio, así como, en la gestión de los mismos.

Pareciera más o menos clara la diferencia entre A y B, ¿no? Uno parece con casco yo delantal, un científico, y el otro parece con chaqueta y corbata, un gerente.

Hasta que aparece algo llamado el Ingeniero Civil Industrial, cuyos objetivos educacionales son los siguientes:

  • Aplicar los principios de las ciencias básicas y de las ciencias de la disciplina, particularmente las relativas a la Investigación Operacional, el modelamiento económico, y la comprensión de las Organizaciones, de modo que puedan desempeñarse en forma competente en el ejercicio profesional en Ingeniería Industrial.
  • Analizar los problemas como sistemas, estudiando no sólo sus partes individuales, sino sus interacciones, aplicando un análisis científico que incorpore además los impactos sociales, ambientales y económicos y la aplicación de la tecnología.
  • Demostrar habilidades para comunicarse de manera efectiva, en contextos diversos, y participar y liderar equipos multidisciplinarios y multiculturales.
  • Demostrar una apreciación por la educación continua y la preparación para seguir perfeccionándose en campos relacionados con la Ingeniería Industrial y/o Tecnológica

Entonces, ¿cuál es la diferencia? Yo diría que una carrera tiene un enfoque más bien tecnológico, mientras que la otra tiene un enfoque más económico, y ambas tienen en común temás de gestión empresarial.

Fútbol, cine y literatura

Mi hermano se animó con un blog: http://futbolcineyliteratura.blogspot.com/

Dice que:

Siempre he pensado que tener un sitio web tiene relación con la soledad. Es cierto. Nunca me animé a hacerlo. Será porque ahora están dadas las condiciones. Este es un sitio personal para hablar de tres cosas que me apasionan: el fútbol, el cine y la literatura.

Él escribe muy bonito. Me gusta la compañía, los que estábamos escribiendo con cierta regularidad no éramos tantos. “Siempre he pensado que tener un sitio web tiene relación con la soledad”. Es el tipo de frases que mi estilo no genera, es como poesía. Y a todo esto no estoy de acuerdo. Cuando comencé este blog, lo hice pensando en que sería un regalo para mis hijos. Un regalo. Más que con la soledad, yo lo relaciono con la generosidad.

Si tu papá / mamá hubiese tenido un blog, ¿no sería fascinante recorrerlo al cumplir 15? ¿Y de nuevo al cumplir 25? ¿Y ponerle comentarios a esos añejos posts?

¿Por qué los sueños significan menos de lo que pensamos?

Con un título como aquel, yo pensé que el artículo de la revista TIME podría complementar de alguna manera lo que yo había estado leyendo al respecto de los trabajos de Freud. Sin embargo, luego de leerlo, quedé con la sensación que había algo raro en el artículo, algo no encajaba. Veamos:

El artículo de la revista TIME comienza diciendo que la mayoría de las personas creen que los sueños revelan verdades con significado escondido. Entrega unos porcentajes indicando que “el X% de los habitantes del país Y sostienen una visión de los sueños Freudiana pasada de moda: que son portales hacia el subconsciente”.

Cita un artículo del Journal of Personality and Social Psychology titulado “When Dreaming Is Believing: The (Motivated) Interpretation of Dreams”, voy a buscarlo, y entre otras cosas el artículo citado dice:

Las interpretaciones de los psicólogos respecto al significado de los sueños varía enormemente, desde una visión de los sueños como el subproducto de una actividad incrementada en regiones del cerebro involucradas durante el sueño … hasta la visión de los sueños como ‘el camino real al subcosciente’ que revela verdades escondidas”.

El artículo del Journal citado no dice que la visión de Freud haya sido descartada en los últimos años, o que esté obsoleta. El resto del artículo del Journal es un trabajo empírico respecto a lo que creen las personas respecto a sus sueños.

En este punto el artículo de TIME dice “Vea los 1o descubrimientos científicos top del 2008” y va un link hacia un artículo de la misma revista que no nombra en ningún lado a los sueños.

Continua el artículo de TIME indicando que la investigación cerebral indica que las cogniciones resultan de interacciones observables de proteinas, neuronas y actividad delular. Pregunta entonces el autor “¿cómo es entonces posible que personas racionales crean que los sueños deban ser tomados en serio? Después de todo, la actividad cerebral es … altamente predecible”.

Sigue el artículo de Times describiendo los resultados del artículo del Journal, y luego pone una referencia a otro artículo de TIME sobre el insomnio. En el siguiente parrafo, alude el artículo a que “el ser humano es irracional frente a los sueños como lo es frente a muchas cosas” y describe luego un experimento publicado en la revista Science en 1974 que no tiene nada que ver con los sueños, sino con la estimación de datos.

Prosigue el autor pasando a la toma de decisiones humanas, diciendo que “por muchas décadas, innumerables experimentos han confirmado que … tomamos decisiones principalmente sobre la base de piezas de información no relacionadas”. Cita ahora la toma de decisiones económicas, referenciando un artículo del 2003 del Quarterly Journal of Economics titulado “Coherent Arbitrariness”: Stable Demand Curves Without Stable Preferences.

Ahora se pone bueno, dice el autor “Como he dicho, todos tomamos decisiones tontas, basadas en información ridícula. Por eso le asignamos un significado a los sueños”. Frente a esta frase, remite a un número del 2004 de la revista Time sobre “ciencia del dormir”.

Termina el artículo de TIME diciendo que “no necesariamente las decisiones tontas son malas”, nombrando algunos ejemplos, y concluye con una frase “en resumen, nuestra interpretación de los sueños puede decir bastante menos sobre alguna quijotesca búsqueda por una verdad escondida que respecto a otra cualidad humana perdurable: el pensamiento optimista”.

Lo último es otro link a un artículo de la revista Times del 2007 sobre soñar.

Lo más loco de todo esto, es que el famoso artículo del Journal, en sus conclusiones, dice:

Cerramos notando que, aunque es poco probable que los sueños predigan eventos futuros del mundo, es posible que puedan proveer alguna visión escondida a la vida diurna en la manera que los profanos creen que lo hacen”.

O sea, dice que efectivamente no tienen evidencia para decir que los sueños no tienen significado alguno.

Cosas raras en este artículo:

  • Emite un juicio indicando que las teorías freudianas están obsoletas, pero sin fundamentarlo.
  • Cita un trabajo del Journal of Personality and Social Psychology, cuyas conclusiones no respaldan las del autor del artículo.
  • Varios vínculos a artículos de TIME que no ofrecen un mayor sustento a lo que el autor está proponiendo.
  • Sugiere que quienes le asignan un significado a los sueños son personas irracionales. Que los sueños son sólo química cerebral.
  • Como para sustentar la irracionalidad humana, nombra dos experimentos no relacionados con el soñar.
  • Sostiene que no hay nada que buscar en los sueños, que no hay verdades ocultas, que es mucho mejor el optimismo.
  • El último artículo citado de TIME del 2007, de hecho, tampoco sustenta lo que indica el autor.

¿Cuál es la idea entonces del artículo? “No sea tonto, no busque verdades ocultas, no hay ninguna, viva la vida!”, “No se preocupe de lo que no puede ver, si no es observable, no existe!”, “No sea irracional, mire todas las referencias que tengo, cómo voy a estar equivocado, usted está preocupado de cosas quijotescas”.

Pero en el fondo, ¿qué me quiere comunicar el autor?

Torta y bandera

Parece que abrí algún dique que estaba conteniendo mis sueños, porque desde que escribí ese post, estoy recordando cada vez más sueños al despertar. Anoche, por ejemplo:

Estoy en un cumpleaños, de mi hermano, en una explanada al aire libre, sin pasto, como de maicillo. Estamos sentados en unas sillas, hay harta gente, incluso está Eduardo Frei sirviéndose algo de algo que parece un buffet de postres. Traen los pedazos de torta, parece ser merengue frambuesa, y cuando me traen el mío, noto que una muchacha rubia a mi lado (a quién no conozco) no le dieron, por lo que muy caballeroso le entrego mi torta. Cuando llega un segundo pedazo para mí, tengo que regalarlo de nuevo (parece que a la misma muchacha), y ya no salen más pedazos de torta, lo que me da lata.

En otro episodio, me enfrento a una especie de pizarrón o tablero colgado en una muralla, con palabras escritas en tablitas, colgando de clavos. Me parece que las palabras son en un idioma desconocido, pero hay una que reconozco que está mal, y la sustituyo por otra, que creo que es la correcta (o es que había un espacio vacío que yo completo correctamente).

En una tercera parte de este sueño, estoy en un barco de madera, y un marinero va a sacar la bandera, que está guardada. Yo espero que salga la bandera chilena, pero el marinero saca una bandera ridícula, roja, pequeña, con algún símbolo al centro. Desata la bandera del asta, y de otra parte saca una gran bandera chilena que empieza a desdoblar. Me pide fósforos, y yo le digo, “pero mira, si ahí están”, indicando un lugar por ahí en el barco.

Acá despierto, y por un buen rato (hasta que voy en el metro) no puedo sacarme de la cabeza la melodía de la canción “Brazas a Ceñir”, sobre todo esa parte “aprovecha bien — la briza del sur”.

Qué loco!

Córtate el pelo!

Me lo repitió una y otra vez el Watón M., mientras disfrutábamos de un whisky.

- Córtate el pelo!

Una persona me preguntaba el otro día, ¿por qué usas el pelo largo? Lamentablemente, la pregunta era en serio, y no era posible eludirla ni tomarla a broma.

¿Por qué uso el pelo largo?

Lo que respondí en esa ocasión, fue que era una manera de expresar que no me gustan ciertas convenciones sociales arbitrarias. O sea, es en cierto modo una forma de rebeldía.

¿Rebelía contra qué?, me preguntaron.

Lamentablemente, esa es una respuesta que aún no encuentro en mi consciente. Seguro está escondida en el subconsciente.

Está súper bien eso de que te deben juzgar por tus competencias, y no por tu apariencia, pero en la práctica, primero van a ver tu apariencia, y tal vez no haya tiempo de que te juzguen por tus competencias”, me decía el Watón M. mientras tomábamos dicho whisky.

Mientras tanto, el pelo se cae y se cae. Sin duda, todos vamos para allá, me refiero a los Guerrero, está en nuestro ADN, en nuestra genética, y todos mis hermanos (varones) tienen una calvicie en desarrollo. Yo también. ¿Me estaré rebelando contra mi destino? No creo, desde chico que lo tengo asumido, es parte de mi biología, no me genera conflicto.

- Córtate el pelo! -, me repitió una y otra vez el Watón M., mientras disfrutábamos de un whisky.

Otro sueño

Luego del sueño que conté, no he podido recordar ningún sueño más estos días.

Sin embargo, tengo este otro, que debe tener unos dos años de antigüedad:

Voy caminando por la calle Seminario por la mañana, en dirección al sur. Llegando a donde debería estar Irarrázaval, está todo desolado y destruido, como si hubiesen caido unas bombas por ahí. Miro hacia el poniente, y veo unos robots como los de Robotech (ver imagen). En este punto uno de ellos percibe mi presencia, y me pongo a gritar porque estoy muerto de miedo.

Ahí termina el sueño, porque además de estar gritando en el sueño, estoy gritando en la vida real, me despierto a mi mismo con todo el griterío.

Zentradi Mecha

Un sueño

Tal vez bastaba con poner el tema en el tapete.  Sucedió que hoy en la mañana, al despertar, recordé uno de los sueños de la noche.

Ahora todo es difuso, por supuesto, se va perdiendo, pero era algo así como lo siguiente:

Estoy en una habitación blanca, con pocos muebles (recuerdo una mesa redonda de madera), que pertenece a otra persona, a P.Z. (que es un amigo). Yo la estoy usando con su consentimiento para alguna cosa (qué sé yo para qué), pero hablo con él (no sé si en persona o por teléfono) para avisarle que la voy a usar para otra cosa. Ojo que es para avisarle, no para pedirle. P.Z. me responde amablemente, pero firmemente, que no le parece eso de que use la habitación para otra cosa fuera de lo acordado. Eso me hace sentir contrariado.

Eso es lo que recuerdo del sueño de anoche.

Soñar

En cuarto medio, no se por qué motivo, en nuestro curso no nos hicieron leer “La Interpretación de los Sueños” de Sigmund Freud, pero varioscompañeros de generación si lo leyeron y nos comentaban al respecto.

Estos días he estado leyendo un poco respecto a este señor, y dicen que generó el tercer golpe a la vanidad humana.

Primero: Newton (con Copernico, Galileo, y otros) muestra que la tierra, y el hombre con ella, no es el centro del universo.

Segundo: Darwin muestra que el hombre no fue creado por un diseño sobrenatural, sino que evoluciona a partir de otros primates.

Tercero: Freud muestra que hay una parte de nuestra mente, el inconsciente, que influencia nuestra conducta, y que no podemos controlar a voluntad.

Bueno, entre tanto, me llegó como golpe el darme cuenta que yo no recuerdo mis sueños, hace varios años. Sé que debo soñar (todos sueñan varias veces en una noche), pero con suerte recuerdo un sueño al mes, o con menos frecuencia.

Me puse a buscar en Yahoo! Respuestas, y por ahí encontré:

Está relacionado con el interés de uno por mirarse por dentro, conocerse, solucionar lo que no anda bien, mejorar como personas. No recordar nunca los sueños, podría ser una manifestación inconsciente de que “en este momento o etapa de mi vida, no quiero saber ó no quiero ver qué es lo que me pasa”.

Y también:

porque el inconsciente hace q te olvides; cada sueño encierra un deseo y el inconsciente hace todo lo posible para tenerlo guardado

Qué miedo!