Biblioteca

Tuve que ir a la biblioteca del campus a obtener unas tesis. Si bien la universidad tiene (por lo que entiendo) una de las bibliotecas más bacanes de Chile, me pareció que en los casi diez años que no entraba, seguía todo más o menos igual.

Es raro el concepto de biblioteca hoy en día. El único motivo para recoger esa información presencialmente es porque las tesis no estaban on-line. (Lo que me obliga a abrir un paréntesis: ¿De qué sirve una tesis que supuestamente expande la frontera del conocimiento, si la única forma de acceder a ella es yendo físicamente a buscarla a la biblioteca donde se encuentra? Fin del paréntesis).

Bueno, entramos por unos tornillos tipo metro, consultamos el catálogo en línea, y tuvimos que cruzar todo el edificio al lugar donde están las “colecciones especiales”. Ah!, y por ahí había una puerta que decía “libros raros”, qué ganas de intrusear ahí!

Bueno, le pedimos al funcionario que nos diera las tesis, y nos dijo que teníamos que darle los códigos. En el catálogo buscamos uno por uno dichos códigos, el funcionario entró a buscarlos, y nos pasó las tesis. Mientras buscaba, conversábamos acerca de la necesidad que todos los libros se accedan en línea, y que haya lectores digitales como el de Google. Con eso te ahorras muchos metros cuadrados, y además tienes acceso instantáneo. Claro que no sirve para algunas cosas como libros de gran formato, planos, y audiovisual.

Bueno, fotocopiamos los resúmenes de las tesis, y luego los tuve que tipear uno por uno. Un trabajo que hubiese sido mucho más fácil con “copiar y pegar”.

Espíritus

Luego de terminar de leer “La Casa de los Espíritus” de Isabel Allende, por segunda o tercera vez me parece, me quedó dando vueltas la tónica del libro.

SPOILER WARNING —- si no lo has leído, voy a discutir un poco su contenido!!!

Bueno, uno comienza leyéndolo y lo encuentra como parecido a Cien Años de Soledad. Realismo mágico creo que se llama. Pero en un momento dado uno se da cuenta que todo el rato está hablando de hechos relativamente recientes en Chile. Seguro que para un latinoamericano X, la historia podría ser en “cualquier país”, pero no hay que deducir mucho para darse cuenta que esto tiene mucho de experiencia personal de la autora.

En el colegio nos hicieron leer el libro como parte de las lecturas obligatorias. Ya no estábamos en dictadura, pero fuera de todo, no estoy seguro que en todos los colegios lo pondrían como obligatorio, pese a que la autora es de fama mundial.

Una parte que me dio mucha risa fue en la que Trueba exclama algo así como “¡Lo único que me faltaba, curas comunistas!” y algo más adelante hablaba de sus “patrañas”. ¡Vaya si escuchamos acerca de las patrañas de los curas comunistas en nuestro colegio jesuita!

Otra cosa que llegó a mi mente fue que mis hermanos mayores de ufanaban de no ser “hijos de la dictadura”, por haber nacido antes del ’73, mientras que los otros tres nacimos después de los eventos famosos de dicho año en este país. Pero en realidad, todos crecimos en la dictadura.

Leía hace poco una columna de Hermógenes en El Mercurio, tomando un poco a la chacota (pero siempre con datos oficiales) que los “quemados” el ochenta-y-tanto (Rojas y Quintana) no lo fueron por los militares, sino que ellos los apagaron luego de un accidente. La dignidad de la  respuesta de un familiar no puede dejar indiferente a nadie. ¿Cómo contener la ira y la pena de que un familiar muriera quemado por “la autoridad”?

Más encima leo los comentarios de los lectores y varios dan a entender que “se lo merecían”, porque andaban con intención terrorista. ¿Es eso lo que esperan para ellos mismos? ¿Que los juzguen y apliquen penas al pasar, por autoridades de facto y fuera de toda ley? Si estaban violando leyes, debían haber pasado por un juzgado, no por las llamas.

Pilares de la Tierra

Por estos días terminé de leer la novela Los Pilares de la Tierra, que es extremadamente larga, pero no por eso aburrida.

Lo más chori, aparte de la trama alrededor de los gremios medievales, es que el contexto político-histórico en Inglaterra es verdadero.

Luego de terminar el libro, me fui a Wikipedia a confirmar qué había de cierto en el libro, y efectivamente, encontré a los reyes Enrique I y Rey Stephen (que a todo esto nació en Blois, que visité hace un par de años), y también a la Emperatriz Maude y su hijo el rey Enrique II, quien efectivamente mandó a matar a Thomas Becket, que luego fue considerado mártir y santo por la iglesia.

Me entretiene la onda medieval, con condes, duques, marqueses, reyes, cambios de mando, el rol de la iglesia de esos años, y el revoltijo de lealtades. Además el libro se pasea por Inglaterar, Francia y España, que entrete!

Además, en el Metro de Santiago, hay unos grandes letreros promocionando la continuación del libro.

Invierno Mediterráneo

Terminé de leer un libro de Robert Kaplan, llamado Invierno Mediterráneo. Cuenta sus recuerdos de un viaje que hizo en la juventud, por Túnez, Sicilia, Dalmacia, y Grecia.

Interesante, porque mezcla lo que describe en primera persona, con notas históricas. Nos habla de los Fenicios, los Romanos, los Griegos, los Árabes, los Turcos, los Bizantinos, las invasiones bárbaras, y sus imperios y personas.

Al final flaquea, porque se dedica a un encuentro personal que al parecer fue de gran importancia para él, pero que al lector lo saca del esquema anterior.

Ontología del lenguaje

Me interesé en este tema luego de participar en unas “reuniones” de Newfield por Jaime hace unos años. Además, mi ex-jefe GAC usaba principios de esto en su gestión.

El asunto es que me compré el libro famoso de Rafael Echeverría, y me costó un montón, pero lo terminé. No porque sea fome o lento, sino porque la cabeza no siempre da para leer cosas sesudas antes de dormirse.

Es interesante la propuesta de Echeverría, pero me llama la atención que, buscando en Google o en Wikipedia, poco sale al respecto. Si el tema fuese ‘hot’ en la filosofía, hubiese encontrado críticas, gente apoyando las tesis propuestas, o algo. Pero lo único que encontré es la consultora Newfield. Incluso el artículo de Wikipedia (no existe en inglés, sólo en español), es candidato a ser borrado.

Le pregunté a GAC quién apoyaba a la Ontología del Lenguaje, y me nombró a Fernando Flores y Humberto Maturana. Pero, por lo que veo es al revés. En ellos se basa Echeverría para construir lo suyo. Eso no indica necesariamente “apoyo”.

Bueno, Felipe, y ¿cuál es la tesis? Que el lenguaje es acción. Que al hablar, se genera un mundo, un cambio. En el desarrollo de esta tesis (que toma el libro completo) se analizan los juicios, las afirmaciones, diversas distinciones, el poder, la generación de cambio. Muy interesante, y supongo que muy útil también.

El tema del quiebre — transparencia, lo usamos hasta el día de hoy para entender el problema del cliente y hacernos cargo de él.

El universo

Parece que fue por un post que salió en el blog de Perno (ver links a la derecha), que me leí los libros de Hawking “Brevísima historia del tiempo” y “El universo en una cáscara de nuez” de un tirón durante la semana.

Claro, están orientados al público “normal”, porque son libros de divulgación científica. Pero de normal, no tienen mucho dichos libros. cuerdas? Teoría M? Teoría cuántica de la gravitación? No es fácil!

Uno en educación media podía comprender la ley de gravitación universal de Newton. Hasta los que luego fueron artistas, músicos, literatos, humanistas, tuvieron que resolver problemas de “un cuerpo de masa m1 y otro de masa m2 …”. Luego, en la universidad, en primer año, ya éramos capaces de resolver las ecuaciones diferenciales simples de las que se derivan las leyes de Kepler, por ejemplo, con la trayectoria de los planetas.

Pero intenta comprender la teoría general de la relatividad al mismo nivel. Para encontrar la trayectoria de un objeto en un campo gravitatorio (o sea, en el espacio-tiempo curvo), hay que resolver un conjunto de ecuaciones diferenciales parciales, expresadas como tensores, uf!

París — Vilna

Terminé de leer la otra semana “El Enigma de París” de Pablo de Santis. Pucha qué ganas de volver allá. ¿Qué tiene esa ciudad? ¿Por qué supera a Roma, Madrid, Berlín? No lo sé. Simplemente quiero volver.

El libro, más o menos no más.

Ahora leo “La Otra Europa” del Premio Nobel Czeslaw Milosz. ¡Pucha que se nota que el tipo sabe escribir! Básicamente cuenta su vida, centrada (hasta ahora) en el hecho que creció en algo que era la mismo tiempo Polonia, Lituania, Rusia, con bordes indefinidos y en todo caso cambiantes.

Nos cuenta de un ambiente donde los “compatriotas” son judios, católicos, anglicanos, musulmanes de religión; hablan polaco, lituano, ruso, yiddish; y de nacionalidad se consideran polacos, rusos, lituanos, alemanes, eslavos, hebreos, y más encima, todos mezclados.

Una salsa más o menos debe salir de toda la mezcla. Un país retirado como Chile goza de una homogeneidad increible. Buena o mala, pero es un hecho.

A todo esto, la capital de Lituania es Vilna, no tenía idea, jamás la había escuchado.

Los Simpsons en la pantalla grande

No defraudan, vayan a verla. Con David fuimos a verla al Parque Arauco. Aprovechamos de conocer la sala deluxe que tienen. Aparte de tener una ‘sala de espera’, y asientos numerados, la sala no me encantó. Hubiese preferido una pantalla más grande.

De hecho, quiero ver Los Simpsons en la pantalla más grande de Santiago ¿dónde está? ¿en el Alto Las Condes? Está bacán el material de publicidad de la película, ¿no? Entiendo que al terminar la exhibición, se lo sortearán entre los trabajadores del cine.

Ya que estábamos en el cine, fuimos a ver la última de Harry Potter. No sé si es idea mía, pero no es tan buena como alguna de las anteriores. Ya me he leído seis de los libros, y tengo la sensación que en un momento de la serie se perdió el hilo.

¿Han ido al Parque Arauco últimamemente? Como voy como dos veces al año, siempre me encuentro con novedades. Un boulevard, nuevos edificios, más estacionamientos. Y ahora, un sistema electrónico para ayudarte a encontrar dónde estacionarte. Cool!

Cuentos

Uno de los libros de Stephen King que acabo de terminar, tenía unos cuentos de terror: The Mist, The Monkey, y Mrs. Todd’s Shortcut. Estaban choros, livianitos, justo para lograr un poco de sueño antes de apagar la luz y cerrar los ojos.

Es en esos segundos cuando la casa comienza a sonar, por los cambios de temperatura (¿es por los cambios de temperatura?), y uno escucha los gatos afuera en el techo (¿son realmente los gatos?). Una vuelta en la cama para acomodarse y descender un poco más en la escala del sueño. Y escucho entonces el reloj haciendo tic-tac.

¡Un momento! Nuestro reloj es digítal, ¿por qué escucho un tic tac? Tal vez lo estoy soñando, porque ya estoy dormido … espero.

—————————

Sin considerar los cuentos, yo he disfrutado más con sus novelas más antiguas. Carrie, Apocalipsis, IT, El Resplandor, Cujo, Cementerio de Mascotas, La Zona Muerta, Firestarter.

Los últimos los he encontrado más sosos. From a Buick 8, Dreamcatcher, The Girl Who Loved Tom Gordon,

Misery e Insomnia, de un período intermedio, son muy buenas!

Los Dioses Mismos

O “Los Mismos Dioses” o “Los Dioses Ellos Mismos”, ¿cómo traducirlo? The Gods Themselves.

Los propios dioses” parece mejor.

Como sea, me acabo de terminar de leer esta novela de Isaac Asimov. Sin revelarles lo sabroso de la trama, tiene alienígenas en un mundo paralelo, fuentes de energía relacionadas con la interácción nuclear fuerte, y colonias humanas en la Luna. Cool, no?

¿Y qué voy a leer ahora? Me compré un par de libros de Stephen King, voy a ver cómo me va.