Cuatro días en San Pedro de Atacama

This entry is part 2 of 2 in the series La vida audiovisual 2011

San Pedro de Atacama es un destino súper bueno dentro de Chile, y está muy bien detallado en guías como la Turistel, por lo que no me detendré a describir todo lo que hicimos estos cuatro días, simplemente me detendré en lo esencial.

Y lo primero es: un vehículo. Lo arrendamos en Calama, y pagamos extra para que fuera 4x4, pues nuestra idea era obtener un poco de aventura. ¡Y un poco de eso obtuvimos! Complementando el vehículo, un GPS con un buen mapa, que muestre algunas huellas y caminos que no son evidentes a simple vista. Nosotros usamos los de OpenStreetMap y la aplicación MotionX-GPS del iPhone, que nos salvó de varias.

Viernes

Nos concentramos en la zona inmediatamente al norte de San Pedro mismo. Lo más chori, creo yo, fue la Garganta del Diablo (el  video que encabeza este día), que está bien buena para hacerla en mountain bike. También está muy bien la subida desde el Pucará de Quitor a la punta del cerro con su cruz.

Sábado

Lejos el día más “aventurero” del viaje, porque tuvimos la brillante idea de ir a meternos al Valle de la Muerte. Fíjate, ¡y con ese nombre más encima! DE LA MUERTE, y nosotros decidimos que como andábamos en 4x4 no íbamos a tener problema. Pero no, 45 minutos desenterrando el vehículo, y menos mal que pasó un alma caritativa que nos dio el dato (desinflar los neumáticos), y además andaba con un compresor portátil.

Domingo

Nuestra idea original era ir al altiplano, 4000 [msnm], pero justo había nevado y los carabineros tenían cerrados el Paso Jama y el camino a Miscanti y Miñiques. Pero no importa, igual tomamos el vehículo y como que intentamos aventurarnos un poco, hasta donde muestra el  video. Dada la experiencia del día anterior, fueron intentos tímidos.

Luego nos quedamos en la zona al sur de San Pedro de Atacama, con la siempre espectacular Reserva Los Flamencos, que es uno de los lugares a los que uno no se cansa de volver.

Lunes

El último día rematamos los lugares a las afueras de San Pedro, por su lado sur. Para poder flotar un rato en la salmuera de Céjar, se nos ocurrió tomar un “atajo” que aparecía en mi OpenStreetMap, según el cual existe un camino entre Tulor y Céjar. Lo que no dice el mapa, es que en un par de partes hay bastante arena, incluso mini dunas, y con nuestra experiencia en el Valle DE LA MUERTE, no nos hizo mucha gracia. Aplicamos los conocimientos que nos dio nuestro rescatista: Nunca frenar, nunca girar las ruedas, no salirse de la huella, y si es posible, acelerar. No tuvimos problema con eso.

De vuelta de Céjar, otra vez nos pareció buena idea tomar un “atajo” a San Pedro, esta vez nos tocó un camino que era puro trumao (polvo muy fino), que nos quitó toda la visibilidad. Literalmente, conducíamos a ciegas. No pasó nada, pero mi ritmo cardíaco tardó un poco en volver a los 80 bpm.

El último comentario que quiero hacer se refiere al Valle de la Luna. Pese a ser como la cuarta vez que iba, tuve la oportunidad de visitar cinco (¡cinco!) cosas dentro del Valle que nunca había visto antes, o en las que no me había detenido realmente; San Pedro siempre me sorprende.

Un par de regalitos

Aparte de fotos en Picasa y videos en YouTube, tal como les dije en un comienzo, un GPS es de gran ayuda. Por ello comparto dos archivos acá, que pueden verse en Google Earth, y que varios dispositivos pueden leer:

¡Que les sea de utilidad”

Tres París y un Madrid

This entry is part 9 of 9 in the series Vacación 2011

W23 De Lausanne a París

 Fotos de París nocturno lluvioso

Abandoné Lausanne y Suiza en el súper mega tren TGV de alta velocidad. Una señora suiza se sentó al lado mío y me preguntó de donde era. “From Chile” le dije yo, y me puso cara de no-cachando-nada. “Southamerica” le dije, y comprendió qué zona era. Le dije que éramos vecinos de Argentina, Perú y Bolivia. “I know those, but Chile?”. Como sea, eventualmente nos pidieron los pasaportes, pasé el mío, y la señora me pidió verlo. “¡Ah, Chilí!” (acento en la última i), “of course!” me dijo.

Curiosa la señora. Cuando pasamos por Dijon, me dijo “Dijon, the mustard!”. Me bajé en la Gare de Lyon, y tomé el metro al hotel que me habían recomendado P y P. Está al medio de un barrio rojo, pero simplemente ignoré las diversas ofertas que recibí al pasar por ahí al atardecer y de noche.

Estaba medio lluvioso pero me dio lo mismo, caminé hacia la zona de Les Halles, de ahí al Louvre, y hasta Concorde, simplemente por el gusto de ver la ciudad de noche. Subí al metro y fui a juntarme con Lalo y Bárbara, igual que hicimos un año antes. Pasamos a un supermercado a comprar insumos y luego fuimos al departamento de Bárbara, donde comimos ricas hamburguesas y bebimos vino. Quedamos de hablar para el día siguiente, pero lamentablemente mi roaming no funcionó jamás y no tuve oportunidad de verlos de nuevo. Si leen esto, ¡gracias por la junta!

J24 París, Barrio Latino

 Fotos del recorrido por el Barrio latino de París

Antes de comenzar lo que tenía planificado para este día, quise sacarme el empacho de la otra vez y me fui directo a la Conciergerie y a la Sainte-Chapelle que el año pasado no pude visitar porque llegué muy tarde.

Para el resto de este día en París, lo que hice fue tomar la Lonely Planet, y seleccioné uno de sus recorridos propuestos. Específicamente, por el Barrio Latino, centrado en los diversos personajes de la literatura que han vivido (y bebido) por ahí. Ernest Hemingway, James Joyce, Paul Verlaine, George Orwell, Jack Kerouac, Allen Ginsberg, Jean-Paul Sarte, Simone de Beauvoir, Henry Miller, Oscar Wilde, Jorge Luis Borges, Gertrude Stein, y además el lugar donde Pablo Picasso pintó Guernica (que ya habíamos  visto en Madrid).

Ninguno de dichos lugares es específicamente fotogénico, pero no importa, porque el recorrido incluía varios lugares que no conocía de otras veces: el Jardin du Luxembourg, el Panthéon (¡con el  Péndulo de Foucault!), la Sorbonne, la Place Saint-Michel y la Église Saint-Sulpice.

Por otro lado, había quedado con Chugo de juntarnos a almorzar, por lo que fui para el sector de la Église de la Madeleine y por ahí comimos confit de canard, muy francés. Lo pasamos tan shansho que quedamos de juntarnos nuevamente en la noche, esta vez con su embarazada señora, y fuimos por Le Marais a un local por ahí a beber cerveza y conversar de la vida. Si están leyendo esto, ¡gracias por la junta!

A todo esto, en uno de esos viajes en metro de este día, en la estación Châtelet, me encontré con esto:

V25 París

 Fotos paseando por París

Siguiendo con la tónica del día anterior, tomé la Lonely Planet y seguí otro recorrido: “Parisian round-the-world tour”, centrado en los barrios de inmigrantes de la capital. Este era un recorrido menos fotogénico que el del día anterior, y sin grandes “sights”, excepto tal vez la Porte Saint-Denis.

Una vez terminado dicho recorrido, saqué mi mejor francés (que es muy malo) y conseguí comer alguna cosa por ahí. “Bonjour madame” (luego indico con el dedo un alimento por ahí) y agrego “s’il vous plaît”. Me pasan el alimento, pago unos euros y digo “merci”. Luego me responden algo que nunca supe que fue (tal vez “que le vaya bien”).

Con una buena parte del día disponible, tomé el metro hasta el Champ de Mars, para tener una vista de la Tour Eiffel, y me fui caminando a Les Invalides, sobre todo porque tenía necesidad de un baño. Recorrí el museo militar que tienen ahí, con detalles de la primera y segunda guerra mundial (aparte de otras guerras de los reyes y Napoleón), y aproveché de visitar el mausoleo de este último personaje.

Saliendo de ahí me fui a la Place de la Concorde y caminé por el costado del Seine hasta el Jardin des Tuileries. En ese tramo trataron de timarme tres o cuatro veces. La cosa funcionaba así. Venía un personaje (hombre o mujer) de frente hacia mí, y en el momento de estar a un par de pasos se agacha y hace como que recoge un anillo. Se hace el sorprendido y mira para todos lados, hasta fijarse en mí y me lo muestra, preguntando “¿es tuyo?”. Supongo que ahí la idea es tratar de venderlo, pero yo simplemente no pesqué. Como a la cuarta vez que salieron con esa mandé un speech en castellano que los debe haber dejado perplejos.

Luego de fotografiar la Pyramide du Louvre, tomé el metro, tomé mis cosas del hotel y luego me subí al RER hacia el aeropuerto para tomar el vuelo a Madrid, donde en esta ocasión solito tomé el transporte hasta la casa de mi hermana.

S26 Madrid

 Fotos de un día soleado por Madrid

Luego de desayunar, salimos con mi hermana por un barrio por detrás de donde vive ella, y salimos al Parque de San Isidro, desde donde se ve el estadio Vicente Calderón. Bajamos a la rivera del Manzanares que está remodelada y convertida en un paseo muy bonito, y por ser fin de semana, bastante concurrido. Cruzamos el Puente de Segovia y nos asomamos brevemente al Campo del Moro para una foto al Palacio Real.

Tomamos un bus a la parte antigua de Madrid, porque se me antojaba visitar el Convento de las Descalzas Reales, pero era con horarios para entrar en grupos y me dio pereza. Mientras hacíamos hora para juntarnos a almorzar con el Nano, caminamos por la Calle del Arenal que es peatonal, como se ve en el  video:

Luego de juntarnos con el Nano, fuimos a buscar un lugar para almorzar, siguiendo la misma calle ( video), y entramos como a cuatro partes hasta encontrar una que nos tincó. Lamentablemente ahí perdí el gorro de Seattle que me había regalado mi Negrita. Tomamos un autobús en Callao y nos pusimos a recorrer con tranquilidad unas partes de Malasaña y Chamberí que no había visitado anteriormente, para luego tomar otro autobús para ver el Museo Nacional de Ciencias Naturales en el Paseo de la Castellana (que no visitamos por dentro).

Para finalizar la visita, y prácticamente el viaje completo, fuimos a tomarnos un helado a Embajadores. Y ya está. Se acabó. Al dia siguiente tomé un vuelo a Santiago y terminaron las vacaciones!

Cuatro días en Suiza

This entry is part 8 of 9 in the series Vacación 2011

S19

 Fotos de este día recorriendo el Cantón de Vaud

Luego de despedirme de mi Negrita en el aeropuerto de Barcelona, donde ella inició su regreso a Chile, yo tomé un vuelo a Ginebra (Genève en idioma original), donde P y P estaban esperándome con un auto que habían arrendado para el fin de semana y mapas para pasear por el barrio.

Nos fuimos directo a hacer un pic-nic en el Lac de Joux, que estaba congelado, como se ve en este  video:

Igual me daba un poco de nervio caminar por un lago congelado, recordando lo que dice la canción “The Thin Ice”:

If you should go skating
On the thin ice of modern life
Dragging behind you the silent reproach
Of a million tear-stained eyes
Don’t be surprised when a crack in the ice
Appears under your feet.
You slip out of your depth and out of your mind
With your fear flowing out behind you
As you claw the thin ice.

Luego del pic-nic en la orilla del lago, subimos un poco por la zona de Mollendruz para intentar tener una vista de los Alpes, aunque estaba un poco nublado. En este  video vemos lo que obtuvimos. En el camino elegimos un pueblo al azar para visitarlo, L’Isle, que estaba bastante muerto, pero era pintoresco, y luego fuimos a Lausanne donde P y P viven, y cenamos una comida típica suiza con exceso de queso y papa que no recuerdo el nombre, además de beber cervezas belgas.

D20

 Fotos de este día por la nieve

Tomamos nuevamente los mapas y el vehículo arrendado para ir a una zona cercana de vacaciones invernales de Suiza. Luego de pasar por Montreaux (donde por supuesto recordamos Smoke on the Water), trepamos hasta Les Diablerets, que estaba como se ve en este  video:

Pese a que ya había experimentado la nieve varias veces antes, esta fue la primera vez que veía nevar, lo que me pareció súper choriflai. Tomamos el auto nuevamente y seguimos subiendo, hasta incluso nos dio un poco de miedo, porque nevaba y el camino se volvía impredecible con la nieve recién caída. Tanto así que lo capturamos en  video.

No pasó nada al final y llegamos a Gstaad, otro centro invernal cuico con tiendas top. Bajamos hasta Gruyères, donde almorzamos un rico y tradicional fondue, vimos los quesos, y luego paseamos por el pueblo, su château, y nos metimos al Giger Bar con sus creaturas del espacio exterior. Regresamos a Lausanne, y se despejó el Lac Léman, asi es que pudimos tomar algunas fotos con vista.

L21

 Fotos en Bern

Este día el anfitrión P tenía que ir a la Universidad a seguir con su trabajo de doctorando, y mi anfitriona P tenía que seguir con su trabajo de estar embarazada, así es que me preparó un cocaví fenomenal y me fue a dejar a la estación de trenes de Lausanne, donde me subí a un convoy que me dejó en la ciudad de Bern. Este  video muestra un poco del paisaje.

Con la ayuda de la Lonely Planet que me prestaron los anfitriones, recorrí con toda calma el casco antiguo de la ciudad, con la catedral, las calles porticadas, sus fuentes tradicionales, y sus establecimientos subterráneos, y además subí al Rosengarten desde donde había una gran vista. Una cosa curiosa es que tienen en un costado del río una zona de osos al aire libre. El que estaba a la vista se notaba aburrido (o tal vez estresado), como se ve en este  video.

Además en Bern está la casa donde Einstein sentó las bases de la Teoría de la Relatividad, en la misma calle donde está este reloj suizo que (dicen) fue parte de su inspiración:  video.

 Fotos en EPFL

Tomé el tren de regreso, y me fui en metro hasta la pega de P en EPFL. Me mostró su lugar de concentración, también la biblioteca que está filete para los amigos arquitectosos, y luego, el bar. Me pareció curioso que dentro de la universidad hubiese un bar, pero P me explicaba que todos son muy civilizados y cultos en este país y no hay desmanes. Nos juntamos ahí con un colega alemán de P, y conversamos varios schop entendiéndonos en “broken english”, hasta que mostramos nuestra vena latina, porque creo que al menos uno de los schop estuvo de sobra.

Corrimos al metro (algo que P me decía que nadie hace, y que debe haber sido fruto de la cerveza que teníamos en el cuerpo) y ¡PAF! me fui al suelo. Alguna piedra en el suelo me debe haber hecho dar un traspié seguramente. No pasó nada, y fuimos a otro (¡!) bar en Lausanne, pero esta vez no de onda universitaria, sino de onda más “adulta”. Regresamos en bus a casa, donde P nos recibió con una rica cena reponedora y dormí como un lirón.

M22

 Fotos en el Château de Chillon

Este cuarto y último día en Lausanne, tomé el tren al Château de Chillon, que visité con toda la calma del mundo. Como pueden ver en las fotos, es un castillo a un costado del Lac Léman, y tiene todo lo que uno espera de un producto medieval: un lado impenetrable por el lago, un foso por el otro lado con un puente, una torre alta y fácil de defender desde arriba, calabozos de los que no se puede escapar, establos, corredores, salones con blasones e insignias. Encantador; me sentí como un niño, ¡lástima que no hay castillos en Chile!

 Fotos en Lausanne

Volví en tren a Lausanne, y por primera vez dediqué tiempo a recorrer la ciudad. No es tan atractiva como Bern, pero con la ayuda de la Lonely Planet descubrí sus encantos: la Place de la Palud, el Palais de Rumine, el Château Saint-Maire, y la espléndida Cathédrale de Notre-Dame. No recuerdo qué pasó después ese día, probablemente tomamos cervezas belgas y comimos algún plato suizo con queso (en Suiza de usa la quesificación de los alimentos parece).

Aprovecho este espacio público para agradecer a P y P quienes me recibieron bajo su techo, me alimentaron y me pasearon, ¡gracias!

Dos días en Barcelona

This entry is part 7 of 9 in the series Vacación 2011

J17

 Fotos de este día lluvioso en Barcelona

Nos tocó un día lluvioso, lo que limitó en parte nuestras posibilidades para conocer de una vez por todas esta ciudad que ha probado ser elusiva para mi Negrita y para mí. Tomamos el metro desde donde estábamos (Badalona) y nos bajamos en la Sagrada Familia, había un poco de cola bajo la lluvia pero nada imposible. Entramos y esto fue lo que vimos ( video debajo):

Dimos una vuelta en el interior, y no nos dejaron subir a las torres, parece que el viento y la lluvia implica el cierre de la subida, argh. Nos fuimos en metro a la Casa Milà o Pedrera, que también está súper chori, pero como llovía, no se podía ir a la terraza, que parece que es genial, argh de nuevo!

Salimos y nos juntamos con una amiga de mi negra, la M, con quienes trabajaron alguna vez en Andorra, y con ella pasamos gran parte de la tarde. Primero fuimos a comer a un lugar llamado Mussol, y lo que había que pedir ahí era calçot, una especie de cebolla verde, con camembert. Me pusieron un mini delantal y lo comí con las manos, ¡delicioso!

Aunque llovía, caminamos por la rambla hasta la Boquería, un mercado de productos frescos bien pintoresco ( video debajo). Nos dimos unas vueltas por el barrio gótico, mientras mi negra y M recordaban sus años por Cataluña, y luego nos separamos.

Volvimos a Badalona y allá nos juntamos con N en su casa, y mientras esperábamos que llegara M, nos cocinó un asado al horno tremendo. N estaba muy contenta porque le encanta cocinar y casi nunca tiene oportunidad de hacerlo. Bebimos cerveza, creo que dormí un rato también, y luego llegó M del trabajo, así es que luego de conversar, nos dormimos.

V18

 Fotos en Parc Güell

Llegó al sol a la ciudad, y nosotros partimos a Parc Güell, que está un poco retirado, pero vale la pena todo el rato. Está lleno de detalles (grandes y pequeños), y había harta gente disfrutando del aire libre. En los videos intentamos capturar un poco la onda del lugar ( video 1 debajo,  video 2,  video 3). Buenas vistas a la ciudad, gran colorido en los mosaicos, gran animación de la gente, un interesante museo, y recorridos entretenidos por estructuras inusuales.

Queríamos almorzar paella por ahí cerca, sin perder un ojo de la cara, y nos metimos en un lugar que llamado Mylka que tenía onda paellas medio pre-cocinadas. No es lo óptimo, pero filo, nos pareció suficiente dado que el sol estaba espléndido y había que aprovecharlo.

 Fotos recorrido desde la Sagrada Familia al Barrio Gótico

Decidimos echar un segundo vistazo con sol a la Sagrada Familia, y las fotos son totalmente diferentes a las del día anterior; en los videos también se nota ( video 1,  video 2 debajo)

Compramos algunos recuerdos por ahí cerca, y caminamos hacia el Passeig de Gràcia que, nuevamente, era otro con sol. Pasamos la Plaça de Catalunya ( video), y decidimos hacer el recorrido por el Barrio Gótico propuesto por la Lonely Planet. En la mitad del recorrido encontramos un artista callejero haciendo su espectáculo ( video). Durante el recorrido cayó la noche, y nos fuimos en metro de vuelta al departamento de N y M en Badalona.

Pasamos a un supermercado del barrio, compramos algunas provisiones, y luego en la noche cenamos nuevamente lo que cocinó N, que estaba delicioso. Me parece que esa vez estábamos viendo la TV local, algún tipo de reality español, de una madre y una hija quinceañera de una familia con recursos. En un momento la madre quiere que ella haga algo (no sé, ordenar la habitación por ejemplo), y ella le responde “¡Me suda el coño que ordeno la habitación!”. Uf, ¡vaya vocabulario!

Eventualmente nos acostamos, porque al día siguiente mi negra volvería a Chile y yo partiría a Suiza, como contaré más adelante en este blog.


Cinco días en Roma — Parte 2

This entry is part 6 of 9 in the series Vacación 2011

L14

 Fotos en los Museos Vaticanos

Me canso con sólo pensar en todo lo que recorrimos este día. Teníamos compradas las entradas para visitar los Museos Vaticanos desde hace días (creo que las compramos en Madrid), pero igual sabíamos que habría su buena cola, por lo que partimos temprano cruzando (por enésima vez) la Piazza San Pietro, e hicimos la cola, que no estaba tan terrible, y vimos con toda calma nuestra propia selección de los museos, incluyendo la Pinacoteca, y famosidades como el Laocoön, el Torso di Belvedere, la Scuola di Atene en la Stanze di Raffaello, y la Cappella Sistina.

Nos tomamos un café fuera de los museos, cruzamos la Piazza San Pietro (¡de nuevo!) y tomamos un autobús hasta la Piazza Venezia, ahora determinados a entrar al Colosseo.

 Fotos dentro del Colosseo

Caminamos la Via dei Fori Imperiali ( video), y la tercera es la vencida, entramos al Colosseo. ¿Quieres evidencia? Mira el  video debajo:

Como que nos dio lata buscar donde almorzar, por lo que comimos algo que estaba pésimo en un carrito justo afuera del Colosseo. Pero no importa, porque la siguiente parada es legen-wait for it-dary.

 Fotos en el Foro Romano y Palatino

Entramos al Foro Romano y estaba espectacular. Un día soleado, despejado, y esas maravillosas ruinas milenarias alrededor nuestro. Me da lata describir todo lo que hay dentro, mejor mira las fotos o mejor toma un avión y anda a mirar con tus propios ojos. Subimos al Palatino, que se paga aparte y está bastante más vacío, y pudimos recorrer la zona donde vivian los emperadores.

[A propósito de colinas romanas. ¿Recuerdan el Campidoglio? En latín era Capitolinus, de donde deriva nuestra palabra capital. y Palatino en latín es Palatinus, de donde viene nuestra palabra palacio.]

En el Palatino hicimos una breve cola y entramos a los restos de una casa finamente decorada de tiempos de Augusto, y además tuvimos una excelente vista del Foro Romano, como se ve en el  video debajo:

 Fotos Basilicae maiores

Saliendo del Foro Romano no sabíamos bien qué hacer, por lo que simplemente nos pusimos a caminar por la Via Cavour, nos sentamos un instante y decidimos visitar un par de basílicas mayores, que son las iglesias católicas de más alto pelo. Primero fuimos a la Basilica di Santa Maria Maggiore y luego caminamos hasta la Basilica di San Giovanni in Laterano, en la que había que echar un euro en una máquina para iluminar el mosaico fenomenal que hay arriba del altar. Salimos cuando era noche cerrada, y nos dio pereza seguir caminando, por lo que tomamos el metro en la Stazione San Giovanni hasta la Stazione Ottaviano, que igual era más o menos lejos del departamento. Cruzamos la Piazza San Pietro y llegamos al depto listos para … ¡salir de nuevo!

Dado que es 14 de febrero y M había ido a Milán por su trabajo, con mi negra decidimos cenar afuera con A. Ella nos llevó en su auto a L’Antica Birreria Peroni, un lugar súper choriflai donde me comí un plato bomba estomacal (no exactamente liviano). Al entrar al local, A dejó su abrigo colgado en la entrada, no cerca de donde habríamos de sentarnos. ¡Ni loco dejo nada colgado en ningún local de Santiago, porque es perderlo! Buena la cena, buena la conversa con A, pero es día de semana y mañana sigue nuestro paseo por Roma

M15

 Fotos en la Basílica de San Pedro

Luego de haber cruzado tantas veces la Piazza San Pietro, nos pareció conveniente entrar a la Basilica di San Pietro. Después de ver  la Pietà de Miguel Ángel ( video), la Cathedra Petri, el Baldacchino y otras obras de arte, pagamos unos euros más y subimos a la cúpula, desde donde hay una excelente vista a la ciudad (mira esta foto). Pasamos por dentro de la cúpula, con la inscripción donde cada letra tiene el tamaño de un humano (Mateo 16, 18–19), y luego salimos.

 Fotos en Porta S.Giovanni y de Piazza del Popolo al Vaticano

Caminamos hasta el metro Stazione Ottaviano y nos bajamos en Stazione San Giovanni, donde esperamos en el paradero de autobus un rato. Nos subimos y fuimos a las Catacombe di San Sebastiano. Me acerqué a la boletería y dije en perfecto italiano: “buongiorno signore, due biglietti per favore”. El tipo me da los dos boletos y me dice “el tour en castellano comienza en 15 minutos” ¡PLOP!

No hay fotos de las catacumbas porque no se puede, pero las recomiendo todo el rato. Visitamos la iglesia que está arriba de las catacumbas, y nos devolvimos por donde vinimos. Nos bajamos en Stazione Flaminio, y caminamos desde la Piazza del Popolo hasta el Museo dell’Ara Pacis, que visitamos con toda calma. Ahí está el altar a la paz de Augusto, el primer Emperador Romano. Simplemente te deja sin aliento visitar estos restos de dos mil años de antigüedad.

Salimos cuando caía la noche y decidimos caminar por la rivera del Tevere, llegando hasta el Ponte Sant’Angelo ( video 1,  video 2,  video 3 debajo).

Ya cerca del departamento, cruzamos por última vez la Piazza San Pietro, iluminada ( video)

W16

 Fotos en el Mercado de Trajano y Stazione di Roma San Pietro

Nuestro último día en Roma fue lluvioso, pero eso no nos detuvo. Decidimos ir a un lugar cerrado, un museo, y nos pareció que el más apropiado era el Mercati di Traiano. Tomamos nuestro acostumbrado bus hasta Piazza Venezia, y sin mojarnos demasiado llegamos al mercado, que visitamos con toda calma ( video 1,  video 2 debajo).

Nos quedaba un rato libre, pero no quisimos andar mojándonos, así es que volvimos al depto, pusimos un poco de calefacción, y vimos “Roman Holiday” protagonizada por Audrey Hepburn, muy apropiada para nuestra vacación en Roma. En eso estábamos cuando llegó A, por lo que al terminar pudimos despedirnos apropiadamente de ella y creo que hablamos por teléfono con M también, que seguía en Milán. ¡Muchas gracias a ambos!

Tomamos nuestras maletas y caminamos a la estación de tren Stazione di Roma San Pietro, donde esperamos el tren ( video 1,  video 2) que nos llevó en pocos minutos a Termini, donde tomamos el bus al aeropuerto.

Tomamos el vuelo a Barcelona sin ninguna novedad que yo recuerde al menos, y llegamos bien de noche a Barcelona. Teníamos todas las indicaciones y llegamos al departamento de las amigas de mi negrita que serían nuestras anfitrionas por tres noches.

Cinco días en Roma — Parte 1

This entry is part 5 of 9 in the series Vacación 2011

S12

Nos levantamos y dejamos a nuestros anfitriones en su casa tranquilos pololeando, para nosotros comenzar a sumergirnos en la Ciudad Eterna. Cruzamos la Piazza San Pietro ( video) y fuimos al Castel Sant’Angelo ( Fotos), desde donte teníamos una excelente vista de la ciudad. Lamentablemente algo le pasó a la cámara de mi negra, una pelusa o mota de polvo entró a su lente, y desde ese momento todas las fotos salen con una mancha. Se desanimó un poco, pero pronto la belleza de lo que nos rodeaba superó todo lo otro.

Detrás del Castel Sant’Angelo había una pista de patinaje en hielo llena de niños, que fuimos a sapear, y como el Castel está rodeado por un foso nos tuvimos que dar la tremenda vuelta para salir a la calle nuevamente. Luego de cruzar el corredor que une el Castel con el Vaticano (¿Vieron la película “Ángeles y Demonios”?), desembocamos por la zona peatonal de Borgo Pio, y volvimos al departamento cruzando nuevamente la Piazza San Pietro.

Almorzamos con M y A comida casera deliciosa, y los dejamos nuevamente.

 Fotos del paseo después de almuerzo

Tomamos un autobús hasta Piazza Venezia, y nos dedicamos a recorrer el Campidoglio, como se ve en el  video debajo:

Gracias a que andábamos con la Guía Verde, encontramos un rincón desde donde nos asomamos a una maravillosa vista del Foro Romano ( esta foto). Queríamos entrar al Colosseo, así es que recorrimos la Via dei Fori Imperiali, pero ya estaba cerrado el acceso, por lo que aprovechamos de dar una vuelta ( video 1,  video 2) y nos devolvimos por donde vinimos.

En el Campidoglio comenzamos un recorrido propuesto por la Guía Verde ( fotos), donde la gran gracia eran edificaciones como San Nicola in Carcere, el Teatro di Marcello, y el Portico di Ottavia, que son construcciones de la época del Imperio Romano reusadas posteriormente para ser usado como iglesias y habitaciones. Cómo estaría esta conversa: “Hola, si, vivo en el Teatro di Marcello piso 3, el timbre está malo” ¡Argh, envidia!

Nos metimos a la Isola Tiberina, desde donde apreciamos el Tevere y sus puentes, y luego caminamos por el costado del Area Sacra del Largo Argentina, que es una cuadra entera de ruinas romanas bajo el nivel del pavimento y rodeada de edificaciones modernas, para luego entrar a la Chiesa del Gesu, donde vimos la tumba de nada menos que San Ignacio de Loyola. Ya era noche cerrada y nos fuimos a Il Vittoriano para ser recogidos por M y A.

 Fotos del paseo nocturno por Trastevere y Gianicolo

Nos fuimos en vehículo hasta Trastevere, y recorrimos a pie la zona entre la Piazza Santa Maria in Trastevere y el Ponte Sisto, donde había rock en vivo, como se ve en el  video.

Fuimos a cenar a la Trattoria de Gli Amici, donde me enfrenté con la cruda realidad: la verdadera pasta italiana al dente, nosotros la encontraríamos acá falta de cocción. Y la que comemos nosotros, ellos la encontrarían recocida. Tomamos un poco de limoncello y luego un gelato y partimos a la cima del Gianicolo para ver la ciudad con su iluminación nocturna, antes de volver a dormir.

D13

 Fotos del recorrido por plazas y fuentes de Roma

Esta mañana de domingo el recorrido estuvo a cargo de los anfitriones M y A, quienes nos llevaron por varias plazas y fuentes famosas de Roma: Piazza del Quirinale, Fontana di Trevi (¿vieron la película “La Dolce Vita”?), Piazza di Spagna, Piazza del Popolo, Piazza della Rotonda, donde está el PantheonPiazza Navona ( video), Piazza Campo dei Fiori, donde quemaron a Giordano Bruno y la Piazza Farnese.

A lo largo del recorrido, cuando íbamos por la cuica Via dei Condotti, M nos explicaba que el estilo romano incluía andar absolutamente siempre con lentes oscuros (gafas como dirían en Valdivia), y en eso pasó alguien del gobierno con sus guardaespaldas, como se ve en este  video.

En el recorrido, entramos al Pantheon Πάνθειον, edificación de casi dos mil años de antigüedad ¡dos mil años! que se salvó de la destrucción porque la convirtieron en iglesia. Yo lo encontré espectacular. Se ve su interior en este  video:

Afuera del Pantheon, M nos dijo: “Les mostraré por qué no existen los starbucks en Italia”, y fuimos a un local llamado Sant’Eustachio Il Caffè, donde por un euro, bebimos un café simplemente excelente. “¡Esto mismo consigues en todo el país a un precio que es una fracción del que cobra Starbucks!”

Hablando de salvarse de la destrucción, quien no se salvó fue Giordano Bruno, quien apoyaba el modelo copernicano (el sol al centro y la tierra girando a su alrededor), cuya estatua estaba en la Piazza Campo dei Fiori.

Nos fuimos a almorzar pizza con un amigo de M y A, y nos explicaba M por qué la pizza italiana es deliciosa: “en vez de llenarla de miles de ingredientes de dudoso origen como hacen en Chile, acá ponen dos o tres, pero de la máxima calidad: los mejores tomates, queso excelente, …”.

Terminamos de almorzar y partimos de inmediato al Colosseo, tomando el autobús, pensando que ahora estábamos bien en la hora para entrar. En este  video debajo se escucha lo que conversábamos mientras íbamos llegando.

La cosa es que recién habían cerrado el acceso, por lo que nuestro segundo intento fue infructuoso. No importa, tomamos la Guía Verde e hicimos otro de sus recorridos.

 Fotos del recorrido Colosseo — Celio

El recorrido partía desde el Colosseo y en San Pietro in Vincoli vimos el famoso Moisés de Miguel Ángel. Cruzamos el Parco di Traiano, donde está la Domus Aurea, el lugar donde estaba el palacio del emperador Nerón, pero estaba cerrada, por lo que luego de entrar a unas iglesias bien escondidas, nos metimos a la Villa Celimontana, que recorrimos hasta que cayó la noche.

 Fotos del recorrido nocturno por Roma iluminada

Ya noche cerrada y luego de haber descansado un rato, nos pusimos a caminar sin rumbo fijo, consultando a veces la Guía Verde. Partimos en el Arco di Costantino al costado del Colosseo, seguimos la Via dei Fori Imperiali, y nos metimos a un mirador hacia el Foro Romano por donde está la Carcere Mamertino. De ahí fuimos a la Fontana di Trevi, bellamente iluminada, como se ve en este  video debajo:

Vimos iluminadas la Piazza Navona, la Piazza di Spagna, la Piazza Colonna, la Piazza della Rotonda, y encontramos otro antiguo templo romano “reutilizado” en un edificio más moderno: el Tempio di Adriano en la Piazza di Pietra, donde ahora funciona un banco (¡!)

Seis noches en Marruecos المغرب — Parte 3

This entry is part 4 of 9 in the series Vacación 2011

W09 Aït Benhaddou آيت بن حدّو‎ — Marrakesh مراكش

 Fotos del camino a Marrakesh

Despertamos en la Kasbah Itran, y pudimos apreciar una estupenda vista al Valle de las Rosas. Desayunamos con esta gran vista y partimos nuevamente. Paramos en Ouarzazate ورزازات, frente a la Kasbah Taourirt, y Ali nos dejó en manos de un guía local. El guía en vez de mostrarnos la Kasbah, decidió llevarnos a unas tiendas de perfumes y de alfombras, pero bueno, salimos pasando por los Estudios Atlas (La Momia, Gladiador) y paramos en Aït Benhaddou آيت بن حدّو‎ ( video 1,  video 2 debajo), que es un ksar donde además de las películas nombradas, se ha filmado Lawrence de Arabia, Jesús de Nazareth, La Joya del Nilo, Alexander, entre otras.

Almorzamos en La Rose du Sable y luego cruzamos el Alto Atlas الاطلس الكبير, por el paso Tizi n’Tichka, con fenomenales vistas a las montañas. Abandonamos el paisaje desértico, y entramos a la zona verde hasta llegar a Marrakesh مراكش. Ahí supuestamente nos despedíamos de Ali, pero quedó de ir a dejarnos al aeropuerto en dos días más, ¡súper buena onda!

Nos recogieron de nuestro alojamiento, el Riad Dar Soukaina, que esta ubicado en una zona medio laberíntica de la ciudad, y luego de bajar mapas en el iPhone con la WiFi, salimos solitos de noche a ver la ciudad, y llegamos hasta la famosa Djemaa el-Fna ساحة جامع الفناء ( video debajo), que está siempre súper animada. Por ahí por fin comimos algo distinto a tajin, un poco de kebab, y recorrimos hasta que nos dio sueño y volvimos al riad.

J10 Marrakesh مراكش

 Fotos en Place Ben Youssef

Luego del buen desayuno en el riad, decidimos ir a la zona más cercana, que era la Place ben Youssef, armados solamente con nuestra Lonely Planet. Ahí nos enfrentamos con una de las cosas molestas de la ciudad: niños y adultos que te decían constantemente “para allá no hay nada”, “el camino está cerrado”, “la madrasa está cerrada”, y cosas semejantes. Si uno no los ignora, corre el peligro de terminar con un ‘guía’ no deseado que te lleva a una tienda de alfombras de su primo.

Entramos a la Madrasa Ali ben Youssef ( video debajo), al Musée de Marrakech, y vimos la Koubba Ba’adiyn, tres lugares que muestran la riqueza arquitectónica y el legado artístico de Marruecos.

 Fotos recorrido en Marrakesh

Decidimos entonces realizar el recorrido propuesto por la Lonely Planet, lo que nos llevó al Palais de la Bahia, el barrio judío o Mellah y su oloroso mercado, un buen almuerzo sin tajin en el Restaurant Place Ferblantiers y las tumbas saadíes al costado de la Mezquita de la Kasbah. Luego nos devolvimos para ver serpientes encantadas y el atardecer en la Djemaa el-Fna ( video), la Fuente Mouassine, los souqs Sebbaghineel-Attarine, para terminar el recorrido en la Terrasse des Épices, muertos de cansancio.

En una parte de este recorrido nos pusimos a innovar camino, y los niños nos decían “para allá está cerrado” y por ignorarlos un par de veces efectivamente nos encontrábamos en callejones sin salida, ¡cuek!

Volvimos al riad, pero decidimos que todavía había fuerzas, por lo que salimos y luego de visitar nuevamente la inigualable Djemaa el-Fna, nos servimos una pizza en el Café Bougainvillea.

V11 Marrakesh مراكش — Roma

 Fotos en Marrakesh y llegada a Roma

Nuestro último día en Marruecos lo dedicamos a la Mezquita de la Koutoubia جامع الكتبية y sus jardines ( video debajo), visitamos el Palacio el-Badi قصر البديع el minbar منبر‎ y sus túneles, almorzamos kebab en Fast Food Alahbab, y luego dimos una larga vuelta por la medina hasta llegar al riad, guiados por nuestro GPS y el sentido común.

Habíamos quedado de juntarnos con Ali en uno de dos lugares, por lo que fuimos con nuestras maletas a esperarlo. Se demoró un poco, por lo que nos separamos para chequear ambos lugares. En eso mi negrita (que estuvo todos estos días al lado mío constantemente), me contó que los pocos minutos que estuvo sola recibió una mayor cantidad de atención de la gente que pasaba, y que le decían cosas (que no entendía), lo que le pareció un poco raro.

En el aeropuerto nos despedimos finalmente de Ali, y tomamos nuevamente un vuelo de bajo coste, con destino a Roma. En esta ocasión me hicieron probar que la maleta cabía arriba en la cabina, lo que fue de puro pesados, porque cabía sin problema en el espacio de prueba que había antes de abordar, ¡argh!

En el aeropuerto de Roma tomamos un bus que nos dejo en Stazione Termini, donde nos encontramos con M y A, quienes nos alojarán varios días en sus dependencias romanas (¡gracias!). Paramos un segundo en la Piazza San Pietro, simplemente porque quedaba en el camino, y luego en su departamento subimos a ver la vista al Vaticano con un vino, y luego de conversar un rato nos acostamos porque ya era tarde.

Seis noches en Marruecos المغرب — Parte 2

This entry is part 3 of 9 in the series Vacación 2011

L07 Fez فاس‎‎ — Cèdre Gouraud Forest — Erg Chebbi عرق الشبي‎

 Fotos de Fez a Erg Chebbi

Temprano por la mañana nos recogió en Fez nuestro guía marroquí Ali Oussou de Camel Safaries. Aprovecho la oportunidad para hacerle propaganda. Lo contactamos por su sitio web, y refinamos por correo electrónico el recorrido en 4x4 por el desierto que nosotros queríamos hacer. Él siempre tuvo una excelente disposición para ayudarnos a planificar la ruta, y una vez en Marruecos, fue siempre simpático, agradable, ayudador e interesante para conversar. Si quieres pasear en un tour privado por Marruecos, ¡contáctalo!

Dejamos Fez y luego de una breve parada para un café, nos detuvimos en el Cèdre Gouraud Forest o bosque de los monos ( video 1,  video 2 debajo) donde, efectivamente, vimos hartos monos.

Cruzamos el Atlas Medio الأطلس المتوسط‎ ( video) que estaba nevado, y paramos en Zeïda a comprar algunos víveres para la colación. En dicho pueblo vimos varios puestos comerciales preparando tajin de diversos tamaños, para almorzar (esta foto). Pasado Midelt, dejamos el vehículo todoterreno a un costado del camino, pusimos una manta en el suelo, y preparamos sanguruchos para almorzar, ¡genial! Seguimos por el imponente valle del Ziz, y el Oasis de Tafilalt, mientras Ali nos iba contando cosas diversas de las zonas que cruzábamos.

En un momento nos salimos de la ruta pavimentada y cruzamos a campo traviesa hasta llegar a Hassilabied, donde tuvimos un breve respiro, dejamos el equipaje y nos subimos a unos dromedarios para internarnos al Erg Chebbi عرق الشبي‎ con nuestro nuevo guía Youssef ( video 1,  video 2 debajo).

Un erg es una duna con ciertas características en el Desierto del Sahara, totalmente desprovista de vegetación en su mayor parte, un paisaje sobrecogedor e imponente. Cuando el sol estaba a punto de ponerse nos bajamos de los dromedarios para ver el ocaso ( video) y luego montamos nuevamente, hasta completar casi una hora internándonos en el desierto. Ya noche cerrada, llegamos al campamento en un oasis al medio del erg, con tiendas bereber. Cocinamos tajin (¡tercer día consecutivo!), y luego tocamos un poco de tambor marroquí ( video). Luego contamos historias y acertijos de dromedarios (¿como metes un dromedario dentro de un refrigerador en tres pasos?), y de otros tipos como por ejemplo ¿cómo hacer cuatro triángulos iguales con seis fósforos? ( video). Estaba heladito y nos fuimos a dormir en la tienda.

M08 Erg Chebbi عرق الشبي‎ — Rissani الريصاني — Garganta del Todra تدرة جورج‎

 Fotos en Erg Chebbi

Despertamos y pudimos apreciar el oasis en el medio del erg ( video), y subimos una duna para ver la salida del sol ( video). Tomamos desayuno, y, a todo esto, aprendimos con Youssef cómo se debe servir el té, puesto que le hizo repetir a mi negrita hasta aprender: tiene que tener espuma arriba (ese es el secreto).

Volvimos a los dromedarios que estuvieron estacionados toda la noche, y nos devolvimos una hora hasta Hassilabied ( video debajo). En el camino nos turnamos para llevar la caravana a buen destino.

Nos despedimos de Youssef, reencontramos a Ali, y tomamos nuevamente el vehículo hasta Rissani الريصاني.

Fotos de Rissani al Valle del Todra

Llegamos a Rissani ( video de la entrada a la localidad), y exploramos el mercado, con sus vegetales, condimentos, productos frescos y animales. Mi negra compró pistachos y algún otro fruto seco, y además conocimos al hermano de Ali, quien es originario de esta zona. Retomamos el camino, y en medio del desierto nos detuvimos a mirar un rebaño de cabras detenido. Estaban en el costado de un pozo, donde estaban los locales aprovechando de dar agua a los animales y sacar agua para ellos.

Luego de almorzar (tajin, por supuesto) en Tinejdad, llegamos al Valle del Todra, donde nos detuvimos a ver las Kasbahs, los Ksur (Ksar en singular), y luegos nos adentramos en la Garganta del Todra ( video debajo), un lugar natural súper escénico con altas murallas de piedra en cada costado.

Para ir a pasar la noche nos fuimos a la Kasbah Itran cerca de Kelaat M’Gouna, en el Valle de las Rosas, donde nos recibieron con una chimenea encendida y té, otra chimenea en la habitación y cenamos, claro está ¡tajin! Éramos los únicos en el lugar, aun cuando nos dijeron al llegar que el día anterior había estado lleno. Días después leí en la Lonely Planet que siempre dicen eso (independientemente de si es verdad o no) como una forma de hospitalidad al huésped, de modo que me quedó la duda al final. Como sea, nos fuimos a dormir.

 

Seis noches en Marruecos المغرب — Parte 1

This entry is part 2 of 9 in the series Vacación 2011

S05 Madrid — Fez فاس‎‎

 Fotos viaje de Madrid a Fez y caminata nocturna por barrio Fez el-Jdid

Desayunamos con mi hermana y luego bajamos a tomar el autobús a Cibeles, donde podríamos coger el autobús al aeropuerto. Ahí nos despedimos de mi hermana, aunque yo la volveré a ver en unas semanas antes de regresar a Chile. En el aeropuerto de Barajas tuvimos nuestra primera experiencia con una aerolínea de bajo coste, y la verdad es que encuentro que estuvo perfecto. En el caso de Ryanair, lo más pintoresco es el sonido como de trompeta al aterrizar.

En Fez nos esperaba un transporte que habíamos arreglado con nuestro alojamiento, así es que cruzamos la parte nueva de la ciudad (que no visitamos) y nos bajamos directamente en la medina مدينة‎. Nuestro alojamiento fue un riad, que es una casa familiar arreglada para funcionar como una especia de hostal u hotel boutique. El dueño del Riad Dar Dmana nos recibió maravillosamente, súper amable, y el lugar es muy bonito, vean las fotos.

Luego de instalarnos, ya anocheciendo, fuimos hacia el barrio Fez el-Jdid, que es donde está el palacio (Dar el-Makhzen). Íbamos con el GPS, pero no alcancé a cargar el mapa, por lo que solamente sabíamos desde donde partimos, y el resto fue seguir nuestro sentido común. De alguna manera logramos salir de las murallas de la medina, y estaba todo un poco solo, pero entramos unos cientos de metros más allá y todo estaba lleno de vida nuevamente.

Nos dio hambre y como que nos dio pereza buscar nosotros mismos un lugar. Todo el rato se nos había acercado gente ofreciendo cosas que nosotros denegábamos, pero luego le dijimos que bueno a un personaje que ofreció llevarnos a cenar. El tipo nos hizo caminar sus buenos 10 o 15 minutos, y llegamos a un local que nos pareció muy caro, por lo que fuimos a un segundo local que era más barato y ahí tuvimos nuestra primera experiencia de comida marroquí. Comimos tajin (como haríamos casi todos los días), que tiene carne, verduras y carbohidratos, bien nutritivo.

En todo el tiempo que estuvimos con el tipo, nos repetía cada dos minutos “no tip”, “I won’t charge you”, “my service is free”, y similares, pero luego de cenar y dejarnos en el riad, puso una cara como de droopy y nos pidió dinero. Simplemente dijimos que no, y entramos a dormir.

D06 Fez فاس‎‎

 Fotos de este día recorriendo la medina de Fez

Luego de un buen desayuno en el Riad ( video desayunando), nos contó el dueño que tenía una buena noticia para nosotros, porque, aun cuando le dijimos que no queríamos un guía para nuestro recorrido por la medina مدينة‎, un guía amigo de él le había dicho que nos haría el recorrido gratis. ¡Bueno!, dijimos con mi negra. El guía nos iba contando de la ciudad y su historia, y mostrándonos algunas cosas.

Por supuesto fuimos a las famosas tanerías de curtido de cuero ( video debajo), entramos a una escuela coránica: la Madrasa Cherratin ( video), visitamos el barrio de las ollas en Place as-Seffarine ( video), recorrimos los souqs, en calles estrechas donde no hay vehículos motorizados ( video), y vimos desde el exterior la mezquita Kairaouine, prohibida para nosotros los infieles.

Entre las cosas tradicionales que nos mostró el guía, fue el horno del barrio, donde los niños o las mujeres llevan el pan crudo hecho en la casa para ser horneado, y además, era el “facebook” donde los vecinos se enteraban de las novedades. Otra cosa, fue el barrio donde hacen los adornos matrimoniales, y vimos los sitiales donde se sientan los novios, que son arrendados para la ocasión. Otro elemento tradicional de la medina son sus fuentes, como la que está en Place an-Nejjarine, que se usa tanto para agua potable como para abluciones relacionadas con el culto, y que están finamente decoradas.

Como de esperar, fuimos guiados a una serie de negocios: de productos de cuero, de ropa, de telas, de alfombras, donde los locatarios hicieron sus esfuerzos porque yo gastara algún dirham, lo que no sucedió. Nos llevó a almorzar, y ¡sorpresa! nos llevó al mismo local que anoche habíamos encontrado muy caro. Pero ¡nueva sorpresa! la carta que nos pasan es la misma con otros precios. O sea: primero te preguntan “¿cuánto quiere gastar en la comida?” y dependiendo de lo que respondas, sale una carta diferente. Como sea, el almuerzo con tajin estuvo rico. Nos dejó el guía en el riad, y aunque supuestamente era gratis, nosotros le dejamos la propina que nos pareció adecuada.

Luego de pocos minutos de descanso, tomamos la Lonely Planet, e hicimos el recorrido propuesto, partiendo desde la puerta Bab Bou Jeloud, y siguiendo la Rue Talaa Kebira hasta la Kairaouine, pero ahora orientándonos nosotros mucho mejor, y si bien repetimos algunos lugares, lo hicimos con toda calma y deteniéndonos donde se nos apeteció. Mientras caía la noche fuimos hasta la puerta Bab Guissa, aprovechando de perdernos un poco por la medina, y al regreso al riad, filmamos tres videos cortos con los puestos comerciales en retirada ( video 1,  video 2,  video 3 debajo); es interesante en este último video la cabeza de camello puesta a la venta …

España

This entry is part 1 of 9 in the series Vacación 2011

S29 Mi hermano nos va a dejar al aeropuerto y abandonamos Santiago en un vuelo que hace escala en Guayaquil, donde venden camarones tamaño jumbo y luego tomamos el vuelo final a Madrid (fotos).

D30 Llegamos al Aeropuerto de Barajas de Madrid (en este video se ve el nuevo terminal 4) , y afuera nos esperan mi hermana con Nano. Tomamos un autobús hasta Cibeles, y ahí conectamos hasta donde viven ellos, ¡y nos reciben con un rico pie de limón! (fotos).

L31 Tomamos un autobús hasta la Plaza Mayor (video), con la guapa Casa de la Panadería y caminamos hasta la cercana Plaza de Oriente (video debajo), donde aprovechamos el sol del día despejado para capturar la onda del lugar (fotos en la Plaza Mayor y Plaza de Oriente).

Comenzamos entonces la caminata propuesta por la Lonely Planet, comenzando en el Palacio Real, que visitamos por dentro, y luego por la Catedral de la Almudena, la Plaza de la Villa, y el Mercado de San Miguel. Era la hora de almorzar, por lo que fuimos a un lugar llamado Casa Revuelta, donde comimos un bacalao que estaba fenomenal, y un poco de cerveza. La gente botaba toda la basura al piso, pero por ahí averiguamos que era lo normal. Seguimos el paseo por la Puerta del Sol (video), luego tomamos la peatonal Calle del Arenal y en Callao comenzamos el recorrido por la Gran Vía, que recorrimos hasta la Plaza de España. ¿Agotado? Las fotos cuentan gráficamente este recorrido: fotos recorrido Los Austrias, Sol y Centro.

Pero el día no termina, y vamos hasta el Parque del Buen Retiro (video debajo), que recorremos de cabo a rabo, con especial atención a la única estatua al ángel caído, lucifer, belzebú, el demonio o el diablo en el mundo (fotos en el Parque del Buen Retiro). Caminamos desde la Puerta de Alcalá hasta Callao para terminar el día (fotos).

M01 Temprano por la mañana salimos de Madrid y partimos al Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (video debajo), monumento al fervor religioso de Felipe II, gran edificación y lugar de retiro, que tiene en su mausoleo a gran cantidad de reyes, reinas y familia real española. Estaba prohibido sacar fotos en el interior, pero igual encontrarás alguna cosa interesante en las fotos.

De vuelta en Madrid, nos juntamos con mi hermana e hicimos el recorrido por el barrio de La Latina recomendado por la Lonely Planet (fotos), pasando por la Calle de la Cava Baja (video debajo), los jardines de Las Vistillas, el Viaducto de Segovia y la Plaza de la Paja.

Hicimos de ahí un recorrido de Huertas a Embajadores (fotos), siguiendo simplemente el instinto de mi hermana. Nos juntamos con Nano a comer cosas deliciosas en un local llamado Melo’s, y para finalizar el día, fuimos a la la Tabacalera de Lavapiés (video 1, video 2 debajo), una toma medio bizarra de una industria convertida en centro ¿artístico? entre organizado y anárquico.

W02 Tomamos un bus a Toledo (fotosvideo debajo), con su ciudad amurallada medieval tremendamente atractiva. Entramos a la catedral, a la Sinagoga del Tránsito, y simplemente paseamos por la ciudad y sus estrechas calles hasta el atardecer.

Llegamos de noche a Madrid, e hicimos el recorrido propuesto por la Lonely Planet por Chueca y Malasaña (fotos). En la Plaza Dos de Mayo nos detuvimos a comer unos sanguchitos deliciosos llamados ‘pulgas’ en un local llamado Café Malabar, y aprovechando que tenía WiFi, le dejé información a mi hermana de que estábamos bien y no se preocupara. Completamos el recorrido y volvimos en metro al departamento.

J03 Visitamos por la mañana el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (video 1, video 2fotos), que no describiré, simplemente vean las fotos, y comimos un bocadillo de calamares (que se supone que es famoso) en el local llamado “El Brillante”. No le encontré la gran gracia. Salimos y caminamos por el Paseo del Prado y luego de pasar por Cibeles y el Palacio de las Comunicaciones (video) hicimos el recorrido por el barrio de Salamanca propuesto por la Lonely Planet (fotos).

Nos fuimos en metro a Sol para juntarnos con mi hermana y Nano, y nos fuimos de bares por Madrid (fotos): Malaspina, Casa Toni y La Pimienta, donde probamos diversos brebajes y comidas para mantener el estómago en funcionamiento saludable.

V04 Por la mañana nos fuimos a Segovia (fotos) con su acueducto romano (video debajo), entramos a su Catedral (video), y también entramos al alcázar y subimos a su torre a ver la vista de la ciudad (video).

Nuestra última tarde en Madrid fuimos al Templo de Debod y de ahí corrimos (casi literalmente hablando) para ver en una hora lo más posible del Museo del Prado, que no permite fotografiar en su interior. Salimos y caminamos un poco por la Carrera de San Jerónimo, antes de volver donde mi hermana (fotos de la tarde y noche).

En el siguiente post: Marruecos.