Cinco días en Roma — Parte 1

This entry is part 5 of 9 in the series Vacación 2011

S12

Nos levantamos y dejamos a nuestros anfitriones en su casa tranquilos pololeando, para nosotros comenzar a sumergirnos en la Ciudad Eterna. Cruzamos la Piazza San Pietro ( video) y fuimos al Castel Sant’Angelo ( Fotos), desde donte teníamos una excelente vista de la ciudad. Lamentablemente algo le pasó a la cámara de mi negra, una pelusa o mota de polvo entró a su lente, y desde ese momento todas las fotos salen con una mancha. Se desanimó un poco, pero pronto la belleza de lo que nos rodeaba superó todo lo otro.

Detrás del Castel Sant’Angelo había una pista de patinaje en hielo llena de niños, que fuimos a sapear, y como el Castel está rodeado por un foso nos tuvimos que dar la tremenda vuelta para salir a la calle nuevamente. Luego de cruzar el corredor que une el Castel con el Vaticano (¿Vieron la película “Ángeles y Demonios”?), desembocamos por la zona peatonal de Borgo Pio, y volvimos al departamento cruzando nuevamente la Piazza San Pietro.

Almorzamos con M y A comida casera deliciosa, y los dejamos nuevamente.

 Fotos del paseo después de almuerzo

Tomamos un autobús hasta Piazza Venezia, y nos dedicamos a recorrer el Campidoglio, como se ve en el  video debajo:

Gracias a que andábamos con la Guía Verde, encontramos un rincón desde donde nos asomamos a una maravillosa vista del Foro Romano ( esta foto). Queríamos entrar al Colosseo, así es que recorrimos la Via dei Fori Imperiali, pero ya estaba cerrado el acceso, por lo que aprovechamos de dar una vuelta ( video 1,  video 2) y nos devolvimos por donde vinimos.

En el Campidoglio comenzamos un recorrido propuesto por la Guía Verde ( fotos), donde la gran gracia eran edificaciones como San Nicola in Carcere, el Teatro di Marcello, y el Portico di Ottavia, que son construcciones de la época del Imperio Romano reusadas posteriormente para ser usado como iglesias y habitaciones. Cómo estaría esta conversa: “Hola, si, vivo en el Teatro di Marcello piso 3, el timbre está malo” ¡Argh, envidia!

Nos metimos a la Isola Tiberina, desde donde apreciamos el Tevere y sus puentes, y luego caminamos por el costado del Area Sacra del Largo Argentina, que es una cuadra entera de ruinas romanas bajo el nivel del pavimento y rodeada de edificaciones modernas, para luego entrar a la Chiesa del Gesu, donde vimos la tumba de nada menos que San Ignacio de Loyola. Ya era noche cerrada y nos fuimos a Il Vittoriano para ser recogidos por M y A.

 Fotos del paseo nocturno por Trastevere y Gianicolo

Nos fuimos en vehículo hasta Trastevere, y recorrimos a pie la zona entre la Piazza Santa Maria in Trastevere y el Ponte Sisto, donde había rock en vivo, como se ve en el  video.

Fuimos a cenar a la Trattoria de Gli Amici, donde me enfrenté con la cruda realidad: la verdadera pasta italiana al dente, nosotros la encontraríamos acá falta de cocción. Y la que comemos nosotros, ellos la encontrarían recocida. Tomamos un poco de limoncello y luego un gelato y partimos a la cima del Gianicolo para ver la ciudad con su iluminación nocturna, antes de volver a dormir.

D13

 Fotos del recorrido por plazas y fuentes de Roma

Esta mañana de domingo el recorrido estuvo a cargo de los anfitriones M y A, quienes nos llevaron por varias plazas y fuentes famosas de Roma: Piazza del Quirinale, Fontana di Trevi (¿vieron la película “La Dolce Vita”?), Piazza di Spagna, Piazza del Popolo, Piazza della Rotonda, donde está el PantheonPiazza Navona ( video), Piazza Campo dei Fiori, donde quemaron a Giordano Bruno y la Piazza Farnese.

A lo largo del recorrido, cuando íbamos por la cuica Via dei Condotti, M nos explicaba que el estilo romano incluía andar absolutamente siempre con lentes oscuros (gafas como dirían en Valdivia), y en eso pasó alguien del gobierno con sus guardaespaldas, como se ve en este  video.

En el recorrido, entramos al Pantheon Πάνθειον, edificación de casi dos mil años de antigüedad ¡dos mil años! que se salvó de la destrucción porque la convirtieron en iglesia. Yo lo encontré espectacular. Se ve su interior en este  video:

Afuera del Pantheon, M nos dijo: “Les mostraré por qué no existen los starbucks en Italia”, y fuimos a un local llamado Sant’Eustachio Il Caffè, donde por un euro, bebimos un café simplemente excelente. “¡Esto mismo consigues en todo el país a un precio que es una fracción del que cobra Starbucks!”

Hablando de salvarse de la destrucción, quien no se salvó fue Giordano Bruno, quien apoyaba el modelo copernicano (el sol al centro y la tierra girando a su alrededor), cuya estatua estaba en la Piazza Campo dei Fiori.

Nos fuimos a almorzar pizza con un amigo de M y A, y nos explicaba M por qué la pizza italiana es deliciosa: “en vez de llenarla de miles de ingredientes de dudoso origen como hacen en Chile, acá ponen dos o tres, pero de la máxima calidad: los mejores tomates, queso excelente, …”.

Terminamos de almorzar y partimos de inmediato al Colosseo, tomando el autobús, pensando que ahora estábamos bien en la hora para entrar. En este  video debajo se escucha lo que conversábamos mientras íbamos llegando.

La cosa es que recién habían cerrado el acceso, por lo que nuestro segundo intento fue infructuoso. No importa, tomamos la Guía Verde e hicimos otro de sus recorridos.

 Fotos del recorrido Colosseo — Celio

El recorrido partía desde el Colosseo y en San Pietro in Vincoli vimos el famoso Moisés de Miguel Ángel. Cruzamos el Parco di Traiano, donde está la Domus Aurea, el lugar donde estaba el palacio del emperador Nerón, pero estaba cerrada, por lo que luego de entrar a unas iglesias bien escondidas, nos metimos a la Villa Celimontana, que recorrimos hasta que cayó la noche.

 Fotos del recorrido nocturno por Roma iluminada

Ya noche cerrada y luego de haber descansado un rato, nos pusimos a caminar sin rumbo fijo, consultando a veces la Guía Verde. Partimos en el Arco di Costantino al costado del Colosseo, seguimos la Via dei Fori Imperiali, y nos metimos a un mirador hacia el Foro Romano por donde está la Carcere Mamertino. De ahí fuimos a la Fontana di Trevi, bellamente iluminada, como se ve en este  video debajo:

Vimos iluminadas la Piazza Navona, la Piazza di Spagna, la Piazza Colonna, la Piazza della Rotonda, y encontramos otro antiguo templo romano “reutilizado” en un edificio más moderno: el Tempio di Adriano en la Piazza di Pietra, donde ahora funciona un banco (¡!)

Series Navigation« Seis noches en Marruecos المغرب — Parte 3Cinco días en Roma — Parte 2 »

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *